Behemoth
Gira: Ecclesia Diabolica Catholica Europa 2019 E.V.
Artistas invitados: At The Gates, Wolves In The Throne Room.
Recinto: Sala La Riviera (Madrid).
Fecha: 19/01/2019.
Promotor: Live Nation.

Texto: Gonzalo Rodríguez.
Fotos: Rafa Diablo.


2019 empieza fuerte. Solo han pasado 21 días y ya hemos podido asistir a la que será una de las giras de metal extremo más importante de todo el año. De camino a la sala nos enteramos de que se había conseguido el sold out, toda una sorpresa la verdad, ya que no se ve todos los días que una banda con el sonido de Behemoth llene una sala de 1.800 personas. Obviamente que haya sido sábado y que vinieran acompañados de bandas de la talla de At The Gates y Wolves In The Throne Room ayudó a conseguirlo, pero sigue siendo sorprendente y también demuestra el nivel de popularidad en el que se encuentra ahora mismo Behemoth, y es que los polacos se han ganado a pulso el trono del metal extremo.

Los encargados de abrir fuego serían los americanos Wolves In The Throne Room que venían presentando su última y aclamada obra “Thrice Woven”. El inicio de “Angrboda” nos introducía de lleno en su black metal de corte folk y ambiental con un sonido cristalino y contundente a la vez; y es que en directo los hermanos Weaver y Kody Keyworth se apoyan de un guitarra más y de Brittany Mcconnell (mitad de Wolvserpent) en los teclados. La evocadora “The Old Ones Are With Us” con sus bonitos pasajes y perfecta ejecución cautivó a un público que aclamó sin ninguna duda la propuesta de los americanos. “Born From The Serpent´s Eye” con ese incio folk, pero de desarrollo puramente black pusieron el broche a una perfecta actuación en la que el único pero fue la escasa duración, y es que para disfrutar plenamente de una banda como Wolves In The Throne Room se necesita más de media de hora.

A estas alturas, la verdad es que At The Gates poca presentación necesitan. Los de Gotemburgo son una referencia del death metal melódico y desde su vuelta al estudio con “At War with Reality” en 2014, están más activos que nunca. El año pasado veíamos como publicaban una nueva y notable obra llamada “To Drink from the Night Itself”, con la cual darían inicio a su actuación, con un sonido un poco bajo en las guitarras (desde mi posición) que poco a poco se iría solucionando para conseguir que toda la banda sonara muy compacta. “Slaughter of the Soul” fue el primer clásico que soltarían de esa obra maestra creada en 1995 y que obviamente encendió a toda la sala. Los suecos hicieron un repaso por sus recientes obras, y curiosamente se centraron más en “At War with Reality” con temas como “Death and the Labyrinth”, “Heroes and Tombs” o “The Book of Sand”, que en su disco más reciente; pero los mejores momentos llegaron con “Suicide Nation”, “Cold” y sobre todo con su clásico “Blinded by Fear”. Los suecos son una apuesta segura en directo y así lo demostraron ganándose una tremenda ovación pro parte de toda la sala.


Como comentábamos al principio de la crónica, es increíble lo que está consiguiendo Behemoth a nivel de fama. Todo el mundo propio que rodea a Behemoth está cuidado al detalle: la música, la imagen, la promoción y por supuesto su líder Nergal en sí mismo. Todo esto en conjunto ha conseguido llevar a la banda a sus más altas cotas de popularidad, demostrándolo con su última y exitosa gira por Estado Unidos y la cantidad de “sold out´s” que están haciendo en la actual gira europea. Pero entremos de lleno el show que tenían preparado los polacos.
A las 21.30 exactas, empezaba a sonar “Solve”, la intro de su exitoso último álbum “I Loved You At Your Darkest”, mientras en un telón negro que cubría el escenario se proyectaba una imagen del mapa de España con una cruz invertida en el centro. Se cae el telón y ahí estaban imponentes como siempre Nergal, Orion, Seth e Inferno ejecutando y sonando como una apisonadora “Wolves ov Siberia”; en los escasos tres minutos que dura la canción pudimos observar el potente y espectacular show que llevan lleno de pirotecnia, columnas de humo y una pantalla triangular proyectando toda la imaginería de la banda.

Como buena gira de presentación el protagonismo se lo llevó su última obra, con cinco composiciones de este; “Bartzabel”, “God=Dog” o “Ecclesia Diabolica Catholica” se fueron intercalando con trallazos de la talla de “Ora Pro Nobis Lucifer”, “Ov Fire and the Void” o “Conquer All”. Los polacos, liderados por un siempre carismático Nergal, y su mezcla de black/death sonó como un tiro, dejando poco espacio a la relajación. Behemoth funciona como una perfecta máquina metálica en la que destaca el ritmo marcado tras los parches por esa bestia llamada Inferno. La recta final fue de infarto con latigazos como “Blow Your Trumpets Gabriel”, “Slaves Shall Serve” y “Chant for Eschaton 2000”. En los bises sorpresa con una larga y contundente “Lucifer”, y cerrando con “We Are the Next 1000 Years” de “I Loved You At Your Darkest”; aunque habría otra sorpresa final, ya que en el outro “Coagvla” saldrían los cuatro miembros cada uno con un tambor para cerrar un concierto aplastante.  Hubo pirotecnia, humo, imágenes satánicas, sangre y una banda que arrasó con un público totalmente entregado a los polacos. En total, 75 minutos de puro espectáculo, donde Behemoth han demostrado porque están en el top del metal extremo.

DiabloRock