La Academia de Artes y Ciencias de la Grabación de Estados Unidos eligió a lo mejor de la música rock en la ceremonia que se desarrolló anoche en Los Ángeles. Chris Cornell gana un Grammy póstumo por Mejor Interpretación de Rock.


Se entregaron en Los Ángeles la edición número 61 de los Premios Grammy 2019, los galardones de la Academia Nacional de Artes y Ciencias de la Grabación de Estados Unidos. Más allá de los premios de la música pedorra y un serie de actuaciones da fanfarria, nos quedamos con que fue la noche de High on Fire, Greta Van Fleet, Beck y Chris Cornell.

Lo vimos trabajar muy duro en esto. Fue realmente triste que él no pudiera estar allí para recibirlo‘, dijo la hija de Cornell, Toni, tras recoger el premio en nombre de su padre. Los dos hijos de Chris Cornell recibieron el Grammy por Mejor Interpretación de Rock en la ceremonia previa al show por su canción ‘When Bad Does Good‘, un tema no lanzado previamente que salió como un sencillo tras su muerte. El anterior Grammy que ganó Cornell también fue en la categoría de interpretación. Recibió el premio por dos de sus temas más conocidos, ambos lanzados en 1994, ‘Black Hole Sun’ y ‘Spoonman’.

High On Fire fueron los ganadores al Grammy a la mejor interpretación de metal. Premio a Electric Messiah, el tema que daba título a su último disco. “Menudo viaje. Nunca necesitamos un premio por hacer lo que amamos. Pero 21 años después, gracias a la Academia”, comentó el guitarrista y vocalista Matt Pike en el discurso tras recibir el premio. Pike acudió con bastón, ya que se encuentra «de baja» por complicaciones derivadas de su diabetes. Se puede decir que Matt Pike pasó a bastonazos por encima de Between The Buried And Me, Deafheaven, Trivium y Underoath… que se fueron sin el premio tras ser nominados a la misma categoría.

Por su parte, Greta Van Fleet fueron galardonados con el Grammy en la categoría Mejor Álbum de Rock. Y muy destacado el doble premio a mejor disco de música alternativa, y mejor ingeniería de un disco no clásico, a «Colors«, de Beck.


Relacionado:

Crítica: High On Fire – Electric Messiah (2018)

Crítica: Greta Van Fleet – Anthem of the Peaceful Army (2018)