Finalizada ya la semana santa, con sus tradiciones, pasos y exaltación del fervor religioso en general, ha llegado el momento de equilibrar la balanza y rendir culto al Diablo, a la maldad y a todos los poderes oscuros. Para ello este fin de semana volverán a abrirse de par en par las puertas del infierno en el festival de música extrema de Barroselas.

GET READY! TODO LISTO PARA BARROSELAS METALFEST.

Por Carlos Salcedo Odklas & Rubén Belial.


El veterano festival, que encara este año su vigésimo segunda edición, es ya toda una referencia indiscutible en el panorama underground, y se alza como lugar de peregrinación obligada para los amantes de los géneros más extremos del metal, y como la mejor propuesta del estilo dentro de la península.

Situado en el pequeño y acogedor pueblo de Barroselas, en el extremo norte de Portugal, se trata de un festival modesto y exclusivo, alejado totalmente de otras propuestas más comerciales y masificadas. La tranquilidad y comodidad que desprende tanto el entorno como la organización del festival contrastan con un menú de actuaciones totalmente brutales, con un cartel repleto de golosinas, bandas de culto y otras a descubrir, dentro del death, black, thrash, grindcore y demás pestilencias.

Al neófito le interesará saber que se va a encontrar muy a gusto, sin agobios en los accesos y actuaciones, con zonas de descanso y acampada, centro comercial y restaurantes, y todo lo que necesite al alcance de la mano, siendo las distancias totalmente insignificantes entre los distintos puntos de interés. Los precios, tanto en el recinto como en los alrededores, son totalmente populares, así que tanto si vas holgado de recursos como si vas en plan supervivencia cutre no te será difícil proveerte de lo necesario para pasar unas jornadas satisfactorias. El clima es variable, y en estas fechas no es de extrañar que el frío o la lluvia puedan estar presentes, así que lleva abrigo por lo que pueda pasar. No te preocupes si la climatología es adversa ya que no restará disfrute a las actuaciones. Al celebrarse en un polideportivo, con unas carpas totalmente cerradas y cubiertas, solo te mojarás si decides adentrarte en el pueblo o en los cinco minutos que se tarda del recinto a la acampada. También cabe la posibilidad de que haga un clima cojonudo claro, ya veremos… El ambiente entre el público asistente es familiar y cercano, y habrá actividades varias como meet and greet con las bandas, charlas etc…

Puedes resolver tus dudas acudiendo a la página oficial del festival o revisando nuestras crónicas de los anteriores eventos. Te dejamos los enlaces a continuación pinchando aquí (2018) y aquí (2017)


Y ahora pasemos al turrón: La cabecera la ocupan Saint Vitus, una de las más veteranas y míticas bandas del doom. Toda una leyenda que sigue publicando y actuando a excelente nivel, con nuevo y homónimo disco a punto de salir y de la que esperamos una actuación memorable.

Otra leyenda, esta vez del death. Los ingleses Benediction acudirán al festival a celebrar su treinta aniversario como banda, para lo que desplegarán un set brutal plagado de clásicos rompe vértebras que tampoco conviene perderse.


En Godflesh encontramos a toda una banda de culto. El dúo de Birmingham vuelve a los escenarios con su sonido único, que ha sido una clara influencia en la gestación y evolución de géneros como el metal industrial y el post metal. Toda una delicia poder disfrutar de una de esas bandas que han abierto nuevas vías en la música.


Los suecos Craft también descargarán en Barroselas, presentando su disco White Noise and Black Metal, que les ha costado siete años concebir. Ya andamos acojonados por tener que enfrentarnos a su black metal brutal, denso y opresivo en una actuación que llega con muy buenas referencias.


El resto del cartel está plagado asimismo de joyas. Una a la que tenemos unas ganas especiales desde aquí es a Imperial Triumphant. Habiendo publicado uno de los mejores discos del año pasado, y con una propuesta brutal, muy inquietante y original, que aúna el black más denso con pinceladas de jazz apocalíptico, no tenemos dudas de que va a ser uno de los momentazos más perturbadores del fin de semana.


Muy esperados son también los estadounidenses The Black Dalia Murder, una banda en la que siempre se puede confiar y que sin duda nos abofetearán con su death metal melódico de forma enérgica y profesional. Hay mucho y muy buen death metal este año en Barroselas, y otra muestra de altura la darán los míticos Vomitory, de nuevo en activo y sin duda con ganas de liarla parda y demostrar su merecido estatus.


Demilich es otra banda de death que no pensamos perdernos, pues sus directos gozan de bastante prestigio dentro del mundillo. También tiene muy buena pinta el black/death de Arkhon Infaustus, una de las bandas más representativas y caóticas de la escena francesa, cuyo último disco se remonta a 2007, aunque tienen un EP delicioso de hace un par de años. Los seguidores del thrash seguro no querrán perderse a las brasileñas Nervosa, que pondrán sus ovarios sobre la mesa para dejar en ridículo una vez más a los que puedan albergar alguna duda al respecto de su potencial.


Los fanáticos del grind más apestoso se lo pasarán como cerdos retozando en el lodazal al ritmo de bandas como Sublime Cadaveric Decomposition o los alocados Birdflesh. También veremos al dúo portugués Morte Incandescente descargando su black metal podrido y suicida, ideal para levantar los ánimos. En otro extremo tenemos a los recomendables Skull Fist, con una propuesta más ortodoxa, basada en un heavy clásico, de corte NWOBHM, que vendrá de perlas para cambiar un poco el chip. El metal nacional estará también muy bien representado por los madrileños Wormed, que con su death enrevesado y ultra técnico y su temática de ciencia ficción serán los encargados de abducir al personal presente.


¿Quieres más? Barshasketh: black/death desde Nueva Zelanda, presentando disco. Ascension: black alemán con toques progresivos. Martelo Negro: toda una leyenda en Portugal. Thrash/black/death deliciosamente sucio, guerrero y satánico. Venenum: otros que prometen ser una sensación. Old school death surgido del más apestoso underground alemán, avalados por un discazo como Trance of Death. Rakta: trío de chicas brasileñas practicando un punk ruidoso e hipnótico. O los también brasileños Deafkids, cuya propuesta experimental llamará la atención para quienes apetezcan de algo distinto e inclasificable.


Si estás rallado porque tienes la cartera repleta de telarañas no te preocupes, te puedes acercar igualmente a disfrutar del ambiente del festival y de las actuaciones gratuitas que se celebrarán en la carpa exterior del recinto. Un buen puñado de bandas pasarán por este escenario de libre acceso para contagiar su violencia de forma indiscriminada. Entre ellas Nakkiga, una de las mejores bandas de black pagano de España. Summon, black/death portugués oscurantista, bestial y deprimente. Los grindcore Pulmonary Fibrosis. El punk experimental de Scuru Fitchadu. O el extreme noise de Crowhurst, banda que tenemos mucha curiosidad por ver la manera en que enfocan su directo, ya que su música es, literalmente, puro ruido.

Esto y mucho más aguardará a los incautos que decidan acercarse este fin de semana al pequeño pueblo portugués de Barroselas. Ni que decir tiene que la pérdida neuronal puede ser irreparable. Desde esta web no nos hacemos responsables en modo alguno de ello.

Disfruten del ritual.

(Más info: www.swr-fest.com)