César Canales, vocalista de la banda “Apes of God”, fue asesinado por uno de los asistentes del concierto que estaban realizando en el municipio de Armenia, Sonsonate, El Salvador, el sábado por la noche.


César Canales, quien era vocalista de la banda salvadoreña Apes of God, fue asesinado con un arma de fuego mientras realizaba un concierto en el municipio de Armenia, del departamento de Sonsonate, El Salvador. Según datos de la Cruz Roja Salvadoreña, que acudió a la emergencia, el artista tenía un disparo en la cabeza por lo que murió en el lugar de los hechos a pesar de los esfuerzos por atenderle. Otra persona que acompañaba a la banda sufrió una crisis nerviosa, por lo que fue trasladada a la clínica comunitaria de salud familiar del municipio, según la fuente, La Prensa Gráfica.

Nos sentimos devastados”: Apes of God anunció su retirada definitiva de los escenarios tras el asesinato.  El concierto pertenecía al evento «Green Metal Concert«, con siete grupos, en el restaurante Rancho Grande, ubicado a la entrada del pueblo, y estaba a punto de concluir cuando ocurrió el ataque, alrededor de las 6:45 p.m.

Pasadas unas horas del evento, fue detenido Wilber Isidro Orellana Martínez, de 36 años, bajo cargos de homicidio grave como autor del crimen de César Canales, según informó la Policía Nacional Civil (PNC). Según se informa, Orellana habría discutido con el vocalista antes de asesinarlo.

Los organizadores, «Armenia en Pie», emitieron un comunicado en la noche del sábado condenando enérgicamente el hecho «fruto de la intolerancia» y expresaron su solidaridad con la familia del músico asesinado y la banda.


Desde hace algunos años Apes of God representaba la opción más vanguardista de metal en El Salvador, forjando un nombre de respeto en la escena metalera del país. La banda fue formada en septiembre del año 2015 por Rodrigo Salguero (guitarra) y el fallecido César Canales (vocalista).