No descubro nada diciendo que Pete Townshend es un auténtico maestro de las rítmicas y acústicas. Muy pocos en la historia han sido capaces de poder imprimir tantísima fuerza y energía a una simple guitarra acústica, y éste es un buen ejemplo de ello. Cuando Pete agarra una en directo la revienta también, como si de una eléctrica se tratase, con sus míticos remolinos y saltos. Enteramente acústica, incluído el solo, cosa complicada de ver en un tema de este tipo, con batería y bajo aportando vigor. Apareció en esa obra maestra llamada “Who’s Next“, y era uno de los temas que pertenecían al malogrado proyecto “Lifehouse“, la opera-rock que derivó en dicho disco. Un estupendo Daltrey proyecta en las letras de Townshend optimismo y satisfacción, haciendo referencia a la vida en el campo, el poder y la comunión con la naturaleza, y la necesidad de vivir el momento, compartir el amor en lugar de “mantenerlo”.


En Youtube:

En Spotify:


Letra:

Layin’ on my back
In the newly mown grass
Rain is coming down
But I know the clouds will pass
You bring me tea
Say “the babe’s a-sleepin'”
Lay down beside me
Love ain’t for keeping
Black ash from the foundry
Hangs like a hood
But the air is perfumed
By the burning firewood
The seeds are bursting
The spring is seeping
Lay down beside me
Love ain’t for keeping
Lay down beside me
Love ain’t for keeping
Lay down beside me
Love ain’t for keeping
Lay down my darling
Love ain’t for keeping