Poco a poco vamos sabiendo las causas de la “espantada” reciente de todos los miembros de la banda sueca Ghost, que la semana que viene visitará nuestro país. Como sabéis, Papa Emeritus ha comenzado esta gira con un nuevo plantel de “Nameless Ghouls“, algo que ha comentado en varias entrevistas. La noticia viene hoy gracias al diario sueco corren.se, que realiza una publicación en la que se informa de que cuatro ex-ghosts han interpuesto una demanda a Papa Emeritus (Tobias Forge) por 200.000 coronas, aproximadamente 20.000 euros, por “salarios perdidos y previsiones anuladas de varios años”. La demanda también alega:

  • El Papa formó la banda sin dar conocimiento de su máxima propiedad, sin tener en cuenta cualquiera de sus otros miembros, a pesar de que se suponía que debían estar en igualdad de condiciones.
  • La compañía creada por el Papa era la que recogía siempre todos los ingresos obtenidos por la banda, incluyendo las ventas de merchandising y licencias de su música, afirmando además que no eran rentables.
  • En 2012, los miembros de la banda recibieron una compensación “esporádica” del Papa, sólo cuando el resto del grupo lo puso “bajo presión”. Algo que hizo pese a persistir en que la banda daba pérdidas.
  • Dos veces en el año 2016, todos los miembros de la banda se negaron a firmar un acuerdo económico que consideraron “contrato de esclavitud”. Algo que hizo que las relaciones entre el líder de la banda y el resto se hicieran cada vez más frías.

Aunque el artículo no indica los nombres de los músicos que presentaron la demanda, se especifica que Martin Persner, que recientemente se autoproclamó marginado ex Nameless Ghoul, no es parte de la demanda. Ghost se ha sometido a diez cambios de formación desde su creación, por lo que hay una gran cantidad de posibles sospechosos. El propio Papa no quiso hacer comentarios para el artículo al tratarse de un asunto legal en manos de sus abogados.


Más noticias y publicaciones de Ghost haciendo click aquí.


Relacionado:

Ghost: así arrancó la gira 2017 que los traerá a España con nueva formación